5 grandes canciones que NO son de quien siempre creyó que eran (parte I)

Hay canciones tan populares que se asumen como únicas en la voz del autor que las encumbró. A veces hay sorpresas al saber que algunas tuvieron un pasado. Esta es la historia de 5 grandes covers. 

Cindy Lauper canta Girls Just Want To Have Fun, uno de los cinco grandes covers

Cindy Lauper y las chicas que solo quieren divertirse

 No falta el que dice que una canción no es del autor sino de quien mejor la intérprete. Y esto suele ocurrir con aquellos covers que toman mayor popularidad con el artista que hace una nueva versión.

Son tantos casos, y algunos tan exitosos, que hicieron olvidar al autor original. Este listado es una forma de hacer memoria y recordar a aquellos que le dieron forma a un gran hit.

5. The Man Who Sold The World, de David Bowie

El inglés bautizó así a su tercer álbum (1970), en el que incluye la canción del mismo nombre. El tema no fue lanzado como sencillo y, además, el álbum no tuvo gran resonancia, pero para Bowie, que tenía 19 años, fue su tema más místico, habla del yo y de la búsqueda de identidad.

Nirvana, liderada por Kurt Cobain, la interpretó en una versión desenchufada en 1994 (MTVUnplugged de Nirvana) grabada en Nueva York. Y sería uno de los sencillos más importantes de este álbum, que ha vendido casi 15 millones de copias.

Bowie diría años después que la versión de Cobain le pareció “triste, pero honesta”. Y admitió que en Estados Unidos, algunos jóvenes, le decían, “oye, te quedó muy bien el cover de la canción de Nirvana”.

4. Always on my Mind, de Elvis Presley

Como se sabe, Elvis pudo hacer interpretado unas 600 canciones, pero ninguna fue compuesta por él. Lo suyo esencialmente eran los movimiento sensuales de su cuerpo y su inconfundible voz.

Su autor fue Wayne Carson y habla de la incapacidad de un hombre de expresar amor por su pareja. El rey del rockandroll la grabó en 1972, después de separarse de su esposa, Priscilla.

La canción hizo parte del álbum Separate Ways, disco de oro. En 1987, a regañadientes, el dúo inglés Pet Shop Boys la interpretó en un homenaje a Elvis. Gustó demasiado.

Y de tal manera, que fue número uno de la listas de música en 1988. De Always on my Mind puede haber 300 versiones de distintos artistas, incluso una de Willie Nelson muy bien ponderada, pero en un sondeo de la BBC la de los Pet Shop Boys fue considerada la mejor. Más que meritorio para estar en esta lista de cinco grandes covers.

 3. Girls Just Wanna Have Fun, de Robert Hazard

La canción fue escrita por Robert Hazard y originalmente preguntaba “Por qué las chicas solo querían divertirse”, en una alusión abiertamente sexual. La grabó en 1979 y su versión no tuvo ninguna trascendencia.

Solo adquirió poder cuando Cindy Lauper la oyó y la dejó pensando. Su decisión, tras acuerdo con Hazard, fue cambiarle la letra y cantarla desde el punto de vista de la mujer, no como la que busca sexo, sino como símbolo de igualdad de género.

La canción sería un himno feminista de los años 80. Y son muchas las versiones que desde entonces han sonado, como las de Miley Cyrus (2008), Shaggy (2012) o Chromatics (2015).

2. Red Red Wine, de Neil Diamond

La versión de Neil Diamond fue un gran éxito, como otros tantos de este artista que ha vendido unos 130 millones de discos en su carrera.

Cinco grandes covers, Neil Diamond

Esta canción nació producto de un desengaño amoroso, apaciguado a punta de botellas de vino. Este tema hace parte su álbum Just for You, de 1967.

Dos años después, el jamaiquino Tony Tribe hizo una versión. Y sería esta la que conoció la banda UB-40, que la grabó, al ritmo del reggae, en 1983.

Dice la leyenda que ellos desconocían que el autor original del tema era Neil Diamond.

1. Lamento boliviano, de Alcohol etílico

 Se hizo muy popular en voz de Marciano Cantero, el cantante de Los enanitos verdes, banda argentina originaria de Mendoza. Uno de los grandes éxitos del rock en español.

Lo que pocos saben es que este tema es de la también banda mendocina Alcohol etílico, que la grabó en 1986 y la publicó, un año después, en el álbum Envasado en origen.

‘Los enanitos’, que lanzaron su versión en 1994, tenían en su formación a dos músicos que hicieron parte de la interpretación de la canción original.

Y ellos la llevarían a la banda que la popularizó, y de tal manera que hasta J Balvin y Bad Bunny usan apartes de la letra en su canción Un peso.

 

Una lista para escuchar

 

Muy pronto, una nueva entrega de 5 grandes covers.

 

 

 

 

1 comentario en “5 grandes canciones que NO son de quien siempre creyó que eran (parte I)”

  1. Pingback: Van Halen, su legado en la música rock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *