No, Van Halen no era hermano de Van Helsing

El pasado 6 de octubre murió uno de los guitarristas más importantes de la historia. LA RUEDA SUELTA les preguntó a conocedores de su obra por qué fue esencial para el rock.

Eddie Van Halen, en 2014. Crédito: Wikimedia Commons. 

Eddie Van Halen tenía 65 años de edad cuando paró de luchar contra un cáncer de garganta. La mala noticia voló en los medios, en las redes. No transcurrió mucho tiempo antes de volver a oír Jump y Panama, de ver en video otra vez la melena del acrobático David Lee Roth, el primer cantante de la banda que los hermanos Van Halen, Eddie y Alex, con Mark Stone, crearon en 1972.

Muchos recuerdos y reconocimientos para un grupo, aún vigente, que grabó 12 álbumes de estudio, uno en directo, y sumó un par de recopilatorios. Sus ventas se aproximan a los 90 millones de discos y, en 2007, fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock.

Por la mala noticia se volvió a saber de Sammy Hagar y Gary Cherone (los otros vocalistas que tuvo la banda) y del bajista Michael Anthony.

Eddie Van Halen nunca fue tan popular o carismático como otros artistas de la música, pero su valor es ampliamente reconocido, tanto que algunos medios titularon el 6 de octubre: «Se fue el Dios de la guitarra» o murió el «El Mozart del rock».

No fue suficiente. Muchos en redes preguntaron que quién era ese fulano que había muerto; que en cuál equipo de ciclismo corría, este «belga u holandés». Un prestigioso hombre de la radio juvenil en Argentina dijo no saber quién era el señor que había muerto, que seguro no era importante.

Otros, medio en broma, medio en serio, comentaron en Twitter: «¿¡Mira si no voy a saber quien es Van Halen!? Es el hermano de Van Helsing. Todo el mundo sabe eso». Y no faltó el que dijo que Van Halen era el primo de Van Persie, el delantero holandés.

Como sea, y como nunca está de más, LA RUEDA SUELTA les preguntó a conocedores de la obra de Eddie Van Halen por qué fue esencial para el rock.

«Fue el puente entre el mundo rudo del metal y el rock tradicional»

Van Halen, en 1993, durante unos premios Emmy. Crédito: Wikimedia Commons.

Andrés Zambrano*

Fue un guitarrista bisagra, el puente entre el mundo rudo del metal y el rock más tradicional, el punto medio entre Jimi Hendrix y John Mayer. En eso radica su importancia, le puso teclados al metal y no le hizo asco prestar su guitarra al rey del pop Michael Jackson. A mí, que nunca fui metalero, me abrió los ojos y desde entonces Van Halen está entre mis grupos favoritos. También fue un punto de contacto entre el rock europeo y el gringo, no hay que olvidar que nació en Países Bajos y uno de sus primeros éxitos fue un cover de The Kinks. Sus problemas de ego con los cantantes no le nublaron el cerebro, tanto David Lee Roth como Sammy Hagar potenciaron al grupo. En particular prefiero el periodo de Hagar, pero disfruto mucho el de Lee Roth.

*Periodista especializado en música rock.

«Conectó con el público de diferentes décadas»

David Lee Roth, Alex Van Halen, Eddie Van Halen y Michael Anthony. Crédito: Warner Bros

Manuel Carreño*

La banda logró dos cosas fundamentales: por un lado el virtuosismo de Eddie y esa manera tan particular de tocar, mezclada con la enorme actitud que tenía la banda, de la mano de un frontman tan único como David Lee Roth. Los hacía distintos a todas las bandas de los setenta. A mí me encantaba que en medio de todo su glamour, y la monstruosidad de Eddie, no se tomaran a veces tan en serio. Eso les permitió conectar con público de diferentes décadas.

*Politólogo y ‘ramonero’

«Sus solos se convirtieron en un nuevo hito para la música»

Van Halen en el Bell Center, de Montreal, en noviembre de 2007. Crédito: Wikimedia Commons.

Gypsy Rider*

Pensar en Eddie Van Halen es pensar en uno de los guitarristas más innovadores de la historia. Su espíritu brillaba en el escenario mientras daba vida a solos que se convertirían en un nuevo hito para la música, trascendiendo e influenciado a muchas generaciones de guitarristas, músicos y melómanos. Cada uno de sus conciertos estaba enmarcado en una descarga de energía, una gran sonrisa, y esa humildad que tienen los grandes frente a su público, haciéndote sentir parte de ellos. La muerte de Eddie Van Halen conmociona al mundo del rock, pero su legado brillará en las 6 cuerdas por siempre… «las leyendas nunca mueren».

*Guitarrista eléctrica colombiana.

«Creó canciones parranderas y rumberas para todos, sin dejar a un lado su genialidad»

Van Halen en New Haven, Connecticut, en 1977. Crédito: Wikimedia Commons. 

Jorge Cote*

Van Halen era un monstruo en la guitarra y un multinstrumentista de otro mundo. Clasificado por la revista Rolling Stone como el octavo mejor guitarrista de rock, muchos creen que solo Hendrix está por encima de él. Su estilo es tan único y pocos guitarristas han podido tocar a la perfección sus solos, como el de Beat It, canción de Michael Jackson. Aunque no la inventó, llevó al limite la técnica de tapping para aumentar su velocidad e inspiró a toda una camada de guitarristas de progresivo, metal y heavy metal. Pero, quizás lo más importante, no se dedicó a componer canciones progresivas virtuosas, aptas para unos escogidos, sino que creó canciones parranderas y rumberas para todos, sin dejar a un lado su genialidad. Y eso es el álbum 1984, el de Jump, Panama y Hot for Teacher.

*Periodista de revista Semana

Sus mejores interpretaciones

  1. And the Cradle Will Rock (Women and Children First, 1980).
  2. Somebody Get Me a Doctor (Van Halen II, 1979).
  3. Get Up (5150, 1986).
  4. Unchained (Fair Warning, 1981).
  5. Black and Blue (OU812, 1988).
  6. Beat It (solo para la canción de Michael Jackson, 1982).
  7. You Really Got Me (Van Halen, 1978).
  8. Jump (1984, 1984).
  9. Runnin’ With the Devil (Van Halen, 1978).
  10. Eruption (Van Halen, 1978).

Aquí, una lista de Spotify elegida por el diario británico The Guardian.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *