“Ese día yo estaba volando en el Tourmalet, pero fui muy bobo”

Ahora que se avecina el Tour de Francia, recordamos la primera etapa que los colombianos disputaron en la montaña de esta carrera: Pirineos, año 1983

Patrocinio Jiménez

‘El viejo Patro’, como le decían, dando pedal en el Tour 

 

El 11 de julio de 1983 es una fecha especial para el ciclismo colombiano, no tan recordada como un título de Lucho Herrera, Nairo Quintana o Egan Bernal.

Aquel año, un equipo colombiano por primera vez asistía a un Tour de Francia, un grupo aficionado invitado por la organización de la carrera a raíz de la participación de los ‘escarabajos’ en el Tour del Avenir, en donde triunfaron en 1980 con Alfonso Flórez, quien doblegó a uno de los mejores del mundo: el ruso Sergueï Soukoroutchenkov.

Había ilusión desmedida. La radio, RCN y Caracol, mandaron ejércitos de periodistas para cubrir la prueba, pues ellos mismos habían la vendido la idea de que los colombianos podían ganar el Tour, que cuando llegara la montaña les tomarían gran ventaja a los europeos.

Nada más irreal. Antes de llegar a los Pirineos, en la etapa 10, los mejor clasificados de Colombia estaban a más de ocho minutos y con diferencias grandes frente a favoritos como Pascal Simon o Joop Zoetemelk.

El equipo colombiano, patrocinado por Varta, estaba conformado por Alfonso Flórez, el ‘capo’, Samuel Cabrera, Fabio Casas, Édgar Corredor, José Patrocinio Jiménez, Cristóbal Pérez, Abelardo Ríos, Julio Alberto Rubiano y Rafael Tolosa.

Y aquella etapa sería la primera vez que los ‘escarabajos’ subirían a los Pirineos en un Tour de Francia, en un recorrido entre Pau y Bagneres de Luchon, de 201 kilómetros, y que debía cruzar previamente el Tourmalet, que se eleva a 2115 metros de altura.

Si lo prefiere, puede ver esta historia en el canal de YouTube de La rueda suelta

 

Además de también escalar, en este orden, las cimas del Aubisque, el Aspin y el Peyresourde.

Casi en la primera ascensión, Flórez explotó y perdió la rueda de los mejores, pero los otros colombianos salvaron el honor poniendo paso y rezagando europeos a diestra y siniestra.

En la subida al Tourmalet, después del Aubisque, Patrocinio suelta al grupo y el escocés Robert Millar, del Peugeot, va tras él. Los dos alcanzan a Michaud, un francés que iba adelante. El colombiano, antes del puerto, lanza un ataque, gana el famoso premio y le toma 15 segundos a su compañero de aventura.

Robert Millar se me pegó y yo, de bobo, jalé durante 140 kilómetros. Al final, por vivo, él fue el ganador de la etapa

Pedro ‘Perico’ Delgado y Laurent Fignon pasan luego a casi 4 minutos. Pascal Simon, la gran promesa, y el holandés Zoetemelk, el gran favorito, pierden casi 8 minutos. El líder, Sean Kelly, deja ir toda opción al ceder casi 15 minutos.

Patrocinio trabaja duro y Millar ayuda, pero no con la misma intensidad del hombre de Varta. A pocos metros de coronar el Peyresourde, el escocés arranca y el colombiano no puede seguirlo, paga así por su inocencia. En el descenso, el europeo toma mucha más ventaja.

Al final, Millar gana la etapa, pero ‘Perico’ Delgado por poco le alcanza: los separaron apenas 6 segundos. Simon es tercero, a 1’:13”, y toma el liderato de la carrera.

Después llegan Patrocinio Jiménez y Édgar ‘Condorito’ Corredor, a 1’:30” y 3’:40”, respectivamente.

Así se resume el primer gran encuentro con la montaña que tuvieron los colombianos en el Tour de Francia, una carrera que tendría aquel año como campeón al francés Laurent Fignon. El español Ángel Arroyo y el holandés Peter Winnen completaron el podio.

Jiménez sería líder de los premios de montaña, la de los puntos rojos, pero el belga Lucien Van Impe se la quitaría etapas después.

El mismo Patrocinio en una entrevista con el diario El Tiempo diría: “Ese día yo estaba volando, pero Robert Millar se me pegó y yo, de bobo, jalé durante 140 kilómetros. Al final, por vivo, él fue el ganador de la etapa. Ese día fue cuando el ciclismo colombiano mostró que tenía mucho que decir en las montañas del mundo.

 

 

 

 

3 comentarios en ““Ese día yo estaba volando en el Tourmalet, pero fui muy bobo””

  1. Wilson Duarte

    Viejo patrones in olvidables ellos fueron y dejaron puertas abiertas para ciclismo colombiano aDios gracias y el esfuerzo y coraje de ellos ..Dios los siga bendiciendo

  2. Pingback: Los otros duelos de ciclistas de un mismo país, más allá de Roglic y Pogacar - La rueda suelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *